Con los Cinco: La mejor celebración


cinco_upec09Críticas, consejos, análisis desde el corazón y la razón sobre la prensa cubana actual, ofrecieron Gerardo, Antonio, Fernando y Ramón en el espacio Catalejo de la Upec este 14 de marzo

El diálogo entre cuatro de los Cinco Héroes con colegas que abarrotaron la sala teatro de la sede de la Upec -expandida hasta los pasillos con aglomeración en las puertas-, elevó el espacio Catalejo a la mejor celebración por el Día de la Prensa Cubana este 14 de marzo. (René no estuvo esta vez, pero ya había sido pionero en este tipo de intercambio con periodistas).

José Alejandro Rodríguez, de Juventud Rebelde, inició las preguntas con una muy especial a Gerardo Hernández: ¿cómo sueña Gerardo que será la Cuba de Gema y la Gema de Cuba? El Héroe, sonriente, quiso primero evocar la primera vez que visitó la Casa de la Prensa cuando apenas tenía 18 ó 20 años, mientras se tomaba el tiempo para responder la interrogante.

“Primeramente me gustaría para Gema una Cuba en la que hayamos podido echar a andar, desde el punto de vista económico y social, un socialismo cubano perfeccionado”.
Es complejo asimilar que hay cosas que no están bien y tenemos que preguntarnos que si hemos sido capaces de crear una sociedad como la nuestra, enviar un hombre al cosmos, elevar la medicina a rango internacional, cómo no vamos a ser capaces de crear un sistema que funcione, comentó.

Estamos muy comprometidos con el futuro de Cuba, dijo, y agregó, un futuro donde no tengamos miedo a decirnos en la cara nuestros problemas, criticar cuando algo funcione mal, que no tengamos actitudes oportunistas y reconozcamos nuestros errores y la prensa tendrá que acometer su papel en ese futuro. Una prensa más revolucionaria, aguerrida, que no oculte los problemas y dé a nuestro pueblo la información que necesita y que los jóvenes se sientan más motivados y tengan su espacio para contribuir al desarrollo.

“Me imagino una Cuba con una televisión que forme valores y no copie de la vanalidad de la televisión capitalista…Nunca va ser perfecta, pero debe ser mejor que la de hoy y la Cuba de los hijos de Gema será mejor todavía”.

Ramón Labañino entra entonces a subsanar la omisión de Gerardo en su respuesta, “la Gema de Cuba”, y expresó: “me imagino a Gema cuando sea grande, una Gema revolucionaria de su tiempo, apegada a sus padres, con los ojos de Gerardo, una Gema de esperanza en el futuro, que se sienta parte de esta Revolución”. Y a tono de broma:

“una Gema con más pelo que Gerardo y más hermosa que Adriana”.

En la misma cuerda, Fernando González apuntó que si hoy vemos una foto de Gema es la misma cara de Gerardo, así que espera que se vaya transformando y tenga la cara de Adriana”

LA PRENSA CUBANA EN LA MIRILLA

La colega Angélica Paredes, de Radio Rebelde, empezó su pregunta afirmando que entre tantas cosas que la prisión les privó a los Cinco, no les pudo arrebatar la creatividad y siempre estuvieron aportando ideas para la campaña mediática, mientras que acá nosotros mismos y otros nos critican esa carencia en nuestra prensa. ¿Cómo podríamos ser mejores?

Tomó la palabra Ramón, quien denotó ser un gran analista de la prensa cubana, y dijo: “le falta inmediatez, se deja coger la delantera por el enemigo y la prensa tiene que ser más inmediata, más agresiva, romper esquemas dogmáticos, poner la noticia y no esperar por el jefe, romper el burocratismo (que no solo está en la prensa), ir al pueblo, a las raíces, estudiar a Fidel y cada vez que haya un problema informarle al pueblo, con esa transparencia es que vamos a ganar y no teniendo miedo a decir la verdad”.
Ilustró el tema remontándose a productos de alta calidad mediática como la serie En silencio ha tenido que ser, y tratar de dar la realidad mostrando el lado humano de los protagonistas.

En la televisión, prosiguió, hacen falta programas más dinámicos, más divertidos y entretenidos, podríamos crear nuestro propio “paquete de tv” con una programación de interés para el pueblo, sin caer en frivolidades. Todo está en la iniciativa, en romper esquemas, y apuntó que ayer había visto la película “Fátima o el parque de la Fraternidad” que refleja realidades con las que hay que convivir y asimilarlas. Me gustó, dijo, Fátima se queda en su Cuba.

Hacer filmes y dibujos animados que se parezcan a la realidad, utilizar el humor, la ciencia, las técnicas de comunicación…para hacer buenas producciones, como las telenovelas cubanas que son buenas y podríamos hacerlas mejor, explicó.
Ramón también se refirió a la radio que puede ser más dinámica y llegar más al pueblo. Cuando se convoque a algún dirigente y no dé información criticarlo con nombres y apellidos para poder mover la estructura burocrática, teniendo siempre presente que “la verdad nos va a hacer más libres”.

También Fernando intervino en el tema de la creatividad desde el punto de vista personal, pero no desconociendo que muchas veces el periodista –incluso recién graduado- viene con muchos deseos de hacer y los mecanismos y las carencias materiales les frenan, pero hay que insistir y seguir para eliminar esas dificultades.
“Nuestro proyecto social requiere de una prensa informativa, de entretenimiento e ideológicamente fuerte. El futuro que queremos para Gema no lo podemos hacer sin la prensa”. “La prensa que soñamos para Gema tiene que ser mejor”.

Estamos conscientes del problema del papel en la prensa escrita, pero con lo que tenemos podemos hacerla mejor, analizó Fernando, mientras también apuntó que las secciones de correspondencia han ido proliferando y son importantes para denunciar los problemas, pero no es la única manera y los periodistas deben criticar siempre que lo hagan desde una posición revolucionaria adecuada.

“Hay quien redacta bien por el oficio que ha ido adquiriendo, pero hace falta ser más profundos, analíticos, críticos, y conociendo y estudiando los temas a profundidad, para ofrecer más elementos de análisis, contribuir a la educación de la población, incentivar la cultura del debate y proponer cómo solucionar lo que se está analizando. La verdad no la tiene nadie individualmente, sino se construye de manera colectiva”.

Al comentar sobre lo difícil que resulta mantener una programación variada continua en los canales de la televisión, Fernando recuerda haberle escrito a Arleen Rodríguez Derivet, (facilitadora de este panel en el Catalejo), sus criterios acerca de una serie norteamericana que se estaba trasmitiendo y que como otras capitalistas, estaba impregnada de los valores de una sociedad individualista por excelencia.

No debemos consumir esa programación acríticamente y eso también le compete a la prensa, a la sociedad, a la familia. Sus creadores trasmiten soluciones y mensajes hegemónicos y nosotros tenemos que preparar un público que sea capaz de distinguir lo valioso de una producción, su arte, sus aportes culturales, pero distanciado críticamente de sus contenidos.

Ante los consejos y valoraciones propias y de sus compañeros, Gerardo agregó: “Estamos sentados aquí por el respeto que tenemos a nuestra prensa, no es que pretendamos inventar el agua tibia ni desconocer que ustedes han planteado esto y mucho más en sus congresos y otros escenarios”.

Llamado a la mesura por su prolífera labia al inicio del encuentro por Arleen, Antonio Guerrero interviene por primera vez para apuntar que todos sabemos que la guerra que se nos hace es de ideas, algo que siempre ha dicho y reafirmado Fidel en todas las etapas de la Revolución. Por eso, para lograr hacer realidad lo que hemos estado hablando aquí, hay que ser como dice Silvio en su canción Cita con ángeles “un tilín mejor y menos egoísta”.

Es una batalla difícil porque todos nacemos con una cuota de egoísmo, la cual manipula la sociedad capitalista. De ahí la importancia de regar el árbol del altruismo, crear nueva mentalidad en nuestro pueblo, en los niños y los jóvenes, señaló.

Martí decía que la mejor manera de decir es hacer, y a ustedes les corresponde trasmitir eso, enseñar a admirar a quienes realizan una labor difícil y necesaria, sembrar valores que no es tarea de un día, sino de siempre, de sacrificio.

Como el tiempo corría y muchos querían dialogar con los panelistas, se hicieron entonces cuatro preguntas de corrido para que luego los cuatro respondieran. Es así que Irma Cáceres, del SITVC, indagó sobre la visión de ellos sobre Cuba y Chávez, entre este y Fidel, si ellos no tuvieron nunca la oportunidad de vivir esa relación; Mercedes Azcano, directora de Palante, además de invitarlos a la Bienal Internacional del Humor en San Antonio de la Baños, le preguntó a Gerardo si va volver a colaborar con la prensa desde el humor y si además de su personaje pepino habrá pensado en la papa como otro.

Iroel Sánchez, del blog La Pupila Insomne, hizo una reflexión sobre la conveniencia de establecer debates acerca de quién dicta el gusto, qué hay detrás de los procesos económicos y su relación con el arte y la cultura y los productos audiovisuales que se muestran, y llamó a tener una discusión urgente sobre ello, aun a sabiendas que este no es el momento.

Así las cosas, Joel García, presidente de la Upec en la Prensa Escrita nacional, trajo a colación la actualidad del tema de las relaciones Cuba-Estados Unidos, indagando con ellos que sí vivieron una realidad en el vecino país, por qué los cubanos no podemos confiar plenamente en la buena voluntad de una reinicio de estas.

A este bloque de preguntas, empezó por responder Tony, evocando que cuando estaban en la prisión empezaron a recibir cartas de Cintio Vitier y de fina García Marruz, quienes no hablaban de ellos, sino de Martí y así les transmitían ideas y fuerza. “El hombre no es lo que se ve”, nos citaron un día al Apóstol, y de ahí me agarro para afirmar que Chávez nos acompañó, junto con Mandela, con Maceo, con Martí. No teníamos en el hueco un retrato de Chávez o de Fidel, pero estaban con nosotros.

Recuenta Fernando que cuando los arrestaron en septiembre de 1998, la información que llegaba a ellos era poca o nula, y así y todo supieron del triunfo de Hugo Chávez en las elecciones de Venezuela y lo recibieron con esperanzas, pero nadie, excepto Fidel tuvo esa visión de luz larga para valorar en qué se convertiría Chávez, y así y todo lo siguieron con fe en el futuro, como luego continuaron al tanto de la Revolución Bolivariana y de la amistad creciente entre Chávez y Cuba y Fidel.

“Estamos eternamente agradecidos de la solidaridad de Chávez con Cuba, con nuestra causa, de su ternura con nuestros familiares. No le pudimos dar las gracias personalmente, pero hoy sabemos que Chávez está en todos los procesos progresistas de América Latina, en Brasil, en Argentina”, dijo.

Acerca del asunto de las reanudación de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Fernando recordó que cuando Obama hizo su declaración del 17 de diciembre no criticó la política norteamericana contra Cuba aunque reconoció su fracaso y su objetivo sigue siendo desmantelar el socialismo en este país, junto con su cultura, su educación, hasta convertir la Isla en una dependencia de los Estados Unidos, lo que pasa es que eso no lo pueden decir abiertamente.

Vale recordar que Cuba nunca ha sido una amenaza militar para Estados Unidos, pero es una amenaza moral para Estados Unidos, aseguró. “Se abre una etapa de guerra más sutil y la prensa y los cubanos deben estar conscientes de esas verdades”.

Con su gracia habitual, acotó Gerardo, “el pitcher está frente a nosotros, no nos lanzará a lo mejor la recta de más de 90 millas, que ya conocemos, pero puede venir con curvas,, sliders, y el mismo interés de poncharnos”.

Añadió luego, nosotros no los hemos bloqueado durante decenas de años, no les exigimos respeto a los derechos humanos, ni que garantice educación y salud gratuitos a sus ciudadanos, ni que cambie su sistema político. Les pedimos que nos respeten. Si entienden eso, bienvenidos sean.

“Ah, me gustaría seguir colaborando con los medios. Voy a retomar a Pepino y a la papa también, pero cuando bajen los precios”.

Ramón intervino a modo de cierre, contando de los dos sueños históricos que tenían ellos en prisión, además de ser libres, volver a Cuba y compartir con sus familias: abrazar al Comandante en Jefe Fidel, que ya lo hicimos y nos sentimos muy conmovidos por eso, y abrazar a Chávez, algo que no logramos, pero sí pretendemos rendirle tributo en el Cuartel de la Montaña, y decirle que él sigue vivo, como Bolívar y Martí.

Hay que seguir con la ALBA, Petrocaribe, Unasur, el plan Barrio Adentro….somos soldados de Bolívar y de la humanidad, somos soldados del Río Bravo a la Patagonia, y será un honor estar en el campo de batalla en Venezuela.

“Tenemos que ilustrar a la población sobre las verdaderas intenciones de Estados Unidos, recuperar nuestra historia patria, transmitir mensajes patrióticos. Hay que hacer novelas de actualidad porque los verdaderos héroes cubanos son del pueblo”, finalizó.

Cubaperiodistas.cu Por: Zenaida Ferrer. Fotos: Yoandry Ávila

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Periodismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s