Cuba, China y la trascendencia de sus vínculos económicos (II)


barrio-chino-portadaLas empresas mixtas han desempeñado un significativo papel en las relaciones económicas entre Cuba y China, y en ese contexto, ya en 1995, fue firmado un Acuerdo para la Protección Recíproca de las Inversiones que posteriormente fue actualizado en 2007. También se rubricó un documento para evitar la doble tributación en 2001.

En el ámbito de las inversiones conjuntas, una primera particularidad es la existencia de las entidades de mayor peso económico en el territorio de China.

Se trata, en primer lugar, de la empresa mixta ChangHeber, establecida en el año 2000 entre el CIGB y una farmacéutica china para producir interferones. La entidad amplió su actividad en 2013 con la puesta en marcha de otra planta para producir la vacuna Hib contra el Haemophilus influenzae, en la que están asociados Heber Biotec, por Cuba, y por China el Instituto de Productos Biotecnológicos de Chanchung y Jilin Boyce Technology.

ChangHeber fabrica actualmente más de 180 productos y es uno de los cinco principales distribuidores del interferón en China.

En la misma línea de trabajo, también en 2000 fue creada la empresa mixta Biotech Pharmaceutical Co. Ltd para producir anticuerpos monoclonales. Está formada por el Centro de Inmunología Molecular de Cuba y el Centro Internacional de Ciencias de China.

Igualmente en la esfera de la salud se crearon en 2006 el Hospital Oftalmológico Mixto Amistad China-Cuba en Xining y al año siguiente el Hospital Oftalmológico Mixto Amistad China-Cuba en Zhijiashuang. En ambos casos participan la empresa Servicios Médicos Cubanos y el ministerio de Salud de China. Estos centros asistenciales fueron creados previendo originalmente una ampliación de hasta 50 instalaciones de la misma categoría en diferentes regiones de la nación asiática.
Por otra parte, en el año 2002 se creó la empresa mixta Shanghai Suncuba, integrada por Cubanacán y la compañía china Suntime International. A partir de esta sociedad se erigió en Pudong, Shanghái, un hotel de cinco estrellas, 28 pisos y 685 habitaciones.

En total, las inversiones cubanas en empresas mixtas radicadas en China se estimaban en 40 millones de dólares alrededor de 2010.

Las inversiones de empresas chinas en Cuba comenzaron en 1997 con la creación de la empresa UCC-Fujian, que tuvo como contrapartida diversas entidades del entonces Ministerio de la Industria Ligera para la producción de ropa y calzado deportivo.
En 1999 surgió la empresa Taichi S.A. para la producción de arroz, en asociación con el Ministerio de la Agricultura. Un año después se creó Gran Kaiman Teleco S.A. (GKT) entre la corporación china Gran Dragón y el Grupo de la Electrónica del Ministerio de Comunicaciones de Cuba. Finalmente, un proyecto para la construcción de un hotel en Cuba por la compañía mixta Habana Suncuba, creada en 2002, no llegó a materializarse.

En suma, las inversiones chinas en empresas mixtas radicadas en Cuba se estimaban en 50 millones de dólares hacia 2010.

Un balance de las relaciones económicas entre Cuba y el gigante asiático hasta la firma de los acuerdos más recientes muestra un desempeño importante en lo referido al intercambio comercial, al consolidarse China como segundo socio de nuestro país, aun cuando en los últimos tres años se aprecia un descenso en ambas direcciones. El flujo comenzó a recuperarse en 2013 y este año deberá rebasar el máximo alcanzado en 2007, cuando llegó a 2 446 millones de pesos.

En términos de la composición mercantil, China ha jugado un papel fundamental en la recapitalización del transporte automotor y ferroviario, así como en el suministro de maquinarias y equipos de diversa índole para sectores tan importantes como la producción de petróleo, materias primas, medicamentos y alimentos, que tienen un significativo peso en la economía y el consumo del país.

Por parte de Cuba, el valor de las exportaciones a mediados de la pasada década se concentraba en 83% en níquel, 16% en azúcar y 1% en otros productos, lo que evidencia la necesidad de una mayor diversificación hacia productos y servicios como el turismo y otros de mayor valor agregado.

A partir de 1999 el comercio se ha desarrollado sobre la base de créditos comerciales para los cuales Cuba ha recibido condiciones favorables y cuyo pago ha sido honrado sistemáticamente, de manera especial a partir de 2003. Esto ha creado las premisas indispensables para lograr posposiciones con vistas a la liquidación de adeudos atrasados cuando ha sido requerido.

En cuanto a la estructura de las inversiones conjuntas, se muestra atípica pues, por una parte, se ha logrado una importante presencia de la industria médico-farmacéutica cubana de alta tecnología en China. Sin embargo, resulta evidente que la presencia de inversiones chinas en Cuba ha estado por debajo de sus potencialidades, aunque esa tendencia también muestra un cambio actualmente. (Continuará).

*El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM, La Habana)

http://www.cubacontemporanea.com/noticias/cuba-china-y-la-trascendencia-de-sus-vinculos-economicos-ii#sthash.K9U0GEJ7.dpuf

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Economía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s